Llegan días de lluvia intensa para todo el país y ante tal panorama es importante realizar una revisión especifica al vehículo para época de lluvias. El objetivo de esta revisión es asegurarnos que todo funciona correctamente y podamos conducir con todas las garantías.

Entre los elementos del coche que se deben revisar están los siguientes:

— Las escobillas: su trabajo es limpiar completamente el parabrisas en caso de lluvia o suciedad. Es importante que cumplan su función de manera correcta, facilitándonos la visibilidad.

— Las luces: Debemos mantenerlas en perfecto estado durante cualquier época del año, pero en época de lluvias cobran mayor protagonismo. Por ello se deben revisar los faros, las luces traseras, las luces de freno y las luces intermitentes. Esta es una revisión que podemos hacer nosotros mismos, pidiéndole alguien que nos indique si las luces de nuestro vehículo funcionan de manera correcta.

— Los neumáticos: Si son importante durante todo el año, en caso de lluvia es cuando cobran su mayor protagonismo, ya que son los encargados de evacuar toda el agua del asfalto facilitándonos el agarre. Para ello el dibujo de estos debe tener, como mínimo 1,6 mm de profundidad. Sin olvidar que mientras mayor sea la profundidad más efectiva será la evacuación de agua, aumentando el agarre. Otro aspecto importante en las ruedas es revisar su presión, así evitaremos deslizamientos.

— La batería: en esta época, resulta complicado en ocasiones arrancar el coche. Para no encontrarnos con esta dificultad, lo mejor es contar con una batería completamente cargada y en buen estado.

— La luna térmica trasera: Es un apartado que solemos pasar por alto, pero es un elemento muy necesario la temperatura exterior es baja que la interior del vehículo las lunas se empañan. Se recomienda revisarlas en cuanto comienza el otoño.

Si aun no has revisado tus neumáticos o necesitas cambiarlos no dudes en contactar con nosotros.

www.autosportibanez.com/contacto